Heidi Antúnez

TAROT CLARIVIDENTE
CELULAR: 093.499.052 / 092.718.677
Whatsapp internacional: +59893499052 / +59892718677


"Los ángeles abundan en mi vida"


Tarot

Clarividencia

Espiritualidad

Me considero una Clarividente natural porque me viene por nacimiento y porque no he necesitado estudiar o forzar que aflorara en mi esto que algunos llaman don, sino que siempre ha estado presente en mi vida desde que nací hasta hoy, y que siempre he tratado con cuidado y respecto tal como me enseño mi abuela desde niña. Tampoco en muchos casos necesito de otras herramientas como el Tarot, para poder ver, pero para mi los arcanos fueron siempre muy importantes porque me ayudan mucho en momentos determinados en muchas cosas, y sobre todo también a reducir al máximo el mayor numero de errores, porque no olvidemos jamas que la clarividencia no es una ciencia exacta, y hasta el mejor vidente del mundo se puede equivocar. Y como yo digo siempre, las cartas jamas lo hacen. Así que con el paso del tiempo, se han convertido en unas grandes aliadas para mi en beneficio de todas aquellas personas que han puesto sus problemas en mis manos y han confiado en mi y en que las podría ayudar. De hecho la clarividencia cuando es natural, no se puede manipular en horario ni en tiempo, mas de 24 años de Experiencia con amplia clientela desde entonces.

La clarividencia se llama natural, porque es una facultad psíquica especial con la cual la persona ya nace, pero que no todas la desarrollan a su completo potencial a medida que crecen. Puede ser por distintas razones como escepticismo o simplemente porque de niños nos asustamos con estas cosas y decidimos ocultarlo. Pero puntualmente se trata de poder ver “más allá de las cosas”, poder entender el pasado y presente de una persona (sus problemas) y dar una respuesta como guía sobre qué hacer en el futuro – pero nada de lo que diga, está escrito en piedra, ya que la persona es la que decide que hacer y que no: el vidente sólo guía sobre el mejor camino a tomar en cierto problema, basándose en lo que ve en el aura, chacras y vivencias del pasado.
Existen numerosas “escuelas” hoy en día que se encargan de tratar de reavivar esa videncia natural con la que nacemos y que luego “tapamos” al crecer. El Budismo y el Taoismo son también religiones y formas de vida que apoyan mucho a esa parte interior que tenemos, y junto con la meditación, ayudan muchísimo a desarrollar al máximo esta habilidad.
Pero no todas las personas que nacen con esta clarividencia, pueden luego explotarla totalmente, ya que es difícil “despertarla nuevamente”.
Las pocas personas que tienen este don – y saben usarlo – son los llamados videntes o clarividentes naturales. Son personas que no han necesitado estudiar o tratar de aflorar su clarividencia, sino que siempre la han tenido presente en su vida, y la han tratado con cuidado y respeto.
Un punto importante es tener en claro que un vidente por lo general, no necesita de otras herramientas – como el Tarot, las Runas, las gemas – para hacer la clarividencia, pero éstas son importante a la hora de ayudar al vidente en un momento determinado.
La clarividencia natural no se puede manipular en horario y tiempo, es decir, yo no puedo elegir el momento y hora en la que veré algo. Por eso, para las personas que son consultadas a menudo para saber su futuro, el vidente utiliza las herramientas para ayudar a que esa clarividencia fluya lo máximo posible en ese momento, pero básicamente, son secundarias.
Según el vidente en cuestión, puede manejarse con distintos “métodos”, como imposición de manos, lectura de la palma de la mano, o simplemente mirándote. Todo depende de la persona.

“LA ESPIRITUALIDAD DEL SER HUMANO”
VIDA ESPIRITUAL: La espiritualidad consiste en ser conscientes y obrara decuadamente en todas las situaciones que la Vida ofrece. Sólo de la auténticaespiritualidad renace la virtud, la verdadera virtud que no es cultivada por una mente dominada por el ego. Es preciso ser muy cuidadosos y conocer la verdaderaintención que subyace detrás del deseo de ser espirituales y de utilizar las herramientas espirituales, porque siempre se encuentra aquí la presencia del ego. La espiritualidad no busca gozar o disfrutar el placer de determinadas experiencias, ni busca encontrar, desarrollar, cultivar o lograr nada, ni dentro ni fuera de uno mismo. Es cierto que la vida espiritual es la mayor aventura en la que una persona se puede embarcar y que supone un desarrollo integral, pero en el momento en que se desea alguna cosa, como alcanzar o experimentar algo, se pierde la esencia misma de la espiritualidad 
VIDA CRISTIANA: La vida cristiana no consiste solamente en participar de ciertas ceremonias o actos litúrgicos, como son recibir los sacramentos, ir a Misa, rezar, etc. La vida cristiana va mucho más allá: abarca cada una de las actividades que una persona realiza y se ejerce durante todos los días de la vida. 
Es aquella experiencia mediante la cual el cristiano entra en un proceso de relación con Dios y la posesión de su verdad. La Palabra de Dios adquiere su dimensión y realización más plena y específica en el oír y obrar cristiano, es decir: oración y acción; contemplación y acción. La vida cristiana debe ser una experiencia nueva cada día, es dejar que Dios haga su voluntad en mi. El debe establecer su reino en mi vida, es vivir conforme al corazón de Dios y hacer lo que Él me esta pidiendo, vivir en su palabra, no debe ser algo aburrido ni cotidiano, es ir más allá, experimentando lo Grande y Maravilloso que es el Padre con cada uno de nosotros, entendiendo nuestro lugar en esta vida, conociéndolo y realmente...